La Despensa de Aitana

Mi experiencia, tu espejo.


En el primer post, os cuento muy resumido a modo de guía, pruebas y patologías por las que he pasado, tanto temporales como por las que paso y voy a pasar siempre por crónicas, pero me gustaría profundizar más en cada experiencia, tropiezo y batalla que he ganado... Leed muy atentos!

Retrocedemos a la época de colegio, a los primeros pasos en primaria, me cuesta contar todo esto pero allá vamos, tengo recuerdos muy grises, pues sufrí mucho bullying a lo largo de mi etapa en el colegio (hasta 4º de ESO)

Recuerdo que los niños y niñas se metían conmigo por llevar gafas, unas gafas geniales de snoopy que me encantaban, grandotas como las que llevo actualmente, se reían de mi por como iba vestida, me llamaban cuatro ojos, gorda, tonta, fea... Lo cierto es que nunca fui gorda, nunca fui mal vestida, nunca tuve cuatro ojos, en tal caso cinco con la cámara trasera... y nunca he sido fea, pero oye para gustos... lo más increíble de todo esto es que los profesores rara vez me defendían o castigaban esos actos, pues no era yo una buena estudiante, me despistaba con facilidad y siempre me ha costado mucho estudiar...

Os hago una pregunta ¿Creéis como padres, hermanos, tíos etc... que una persona que sufre bullying constantemente casi cada día y no tiene el apoyo de absolutamente nadie durante 5 horas de lunes a viernes, va a poder centrarse y llegar a casa y estudiar para aprobar todos los exámenes? Seguro que muchos habéis sufrido acoso laboral, como os sentís cuando llegáis a casa? esta situación os motiva en vuestro trabajo?

Yo llegaba a casa y no decía nada todo bien, todo muy bonito, mis padres no sabían nada, llegaba destrozada cada día a mi casa, esta situación se fue incrementando año tras año, cuando llegue a la eso, me pusieron aparato, el hadmerreir de toda la clase... pero en 1º de eso, decidí estudiar, pensaba que así dejarían de insultarme, pero entonces pasé de ser la tonta de la clase a ser la empollona, y ese curso fue el decisivo, entonces me planté y dije hasta aquí... recuerdo que me esperaban fuera del portal de mi casa, y me seguían hasta el colegio acosándome, en los recreos se juntaban y me insultaban, me empujaban... los profesores lo veían y no decían nada, ni siquiera se acercaban a mirar que es lo que sucedía... hasta amenazas de parte de uno de los profesores...

¿Qué pasó entonces? Me volví una rebelde, empecé a salir por las noches, a fumar, a beber, solo me importaba estar con mis amigos los fines de semana, pasarlo bien para evadirme de toda la mierda que tenía en el colegio.

Empezaron mis primeros problemas de cándidas recurrentes.

¿Aquí empieza el origen de mis problemas?

En el próximo post os sigo contando, Cándida albicans.

¿Habéis padecido alguna vez candidiasis intestinal?

Gracias un día más por leerme familia aitanera.



No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿Podemos ayudarte con algo?